Hoy, me acordé que Martin Sheen y su hijo Emilio Estevez han hecho una película sobre el Camino de Santiago, en inglés se titulará “The Way” espero que en castellano se llame “el camino” y que se estrenó el día 19 en España (sí mucha promoción me he enterado pero trailer de la película 0, será que también veo muy poco la televisión).

El caso que esta película me recuerda que hace unos meses hice el camino de Santiago con toda mi familia, pero un poco peculiar, nos centramos más en el turismo y no tuvimos los pies como panes y llenos de ampollar, aunque tras el viaje pues me quedé con ganas de hacerlo andando desde Roncesvalles hasta Santiago.

En Roncesvalles

En este viaje, vimos muchas iglesias, muchas catedrales y conventos, pueblos dedicados por y para el Camino, la verdad se sentía una magia especial que aunque no fueras andando la sentias, sentias un camino de peregrinación, esfuerzo y madurez y bueno si eres creyente la peregrinación hasta llegar a Compostela.

burgos

Así que nuestro precioso viaje duró una semana exactamente, empezamos en Roncesvalles, visitamos el primer punto de encuentro y así sucesivamente pasando por muchos pueblos y ciudades (Pamplona, Burgos, Leon, Santo Domingo de la calzada, Puente la Reina, Ponferrada y así hasta llegar a Santiago). En todos los puntos de nuestrocamino sentimos algo de la magia características del camino haaasta que llegamos a Compostela, ahí vivimos la masificación del turismo y el consumismo de la Iglesia, a partir de ese día pensé en dos cosas.

a) No hacer el camino en año compostelano

b) Se confirma de que la Iglesia sólo quiere dinero, 300 € por botar el botafumeiro, si llevas mochila de peregrino tenías que ir a un guardarropa y pagar 3€, si llevas una mochila normal te crujen 1€ y si llevas bolso puedes pasar a la “Santa Catedral” ¿Pero estamos locos? ¿Dónde se han dejado el espíritu del camino?

Santiago

Santiago

Pues hablando del Camino, me recuerda una canción del grupo Luar na Lubre, el “Romance de Don Gaiferos”